Liposucciones


LIPOSUCCIONES TUMESCENTES CORPORALES con Canulas mecanizadas Liposat

Se emplea para corregir las formas de abdomen, flancos, dorso, glúteos, muslos, rodillas, piernas y brazos. La grasa que se deposita en estas zonas debido a las variaciones de peso y la edad se denomina lipodistrofia, y no puede reducirse con dietas ni gimnasia.

Si bien la liposucción elimina parte de la grasa sobrante mediante aspiración, para completar la correcta reducción de las formas hay que esperar un período de tiempo no menos de 60 días. Si se acompaña de masajes de tipo linfodrenajes y tratamientos de remodelación corporal (empleando mesoterapia, ultrasonido, presoterapia, electro estimulación y endermología) se acelera la correcta distribución del tejido adiposo, terminanando por armonizar la silueta y mejorando el contorno corporal.

Es una técnica fácil, exenta de complicaciones, totalmente ambulatoria y con una cicatriz totalmente invisible. Se puede asociar a otras cirugías como la plastia abdominal, plastias mamarias, gluteoplastia tridimensional con hilo, etc.

El mayor problema que enfrenta es cuando existe flaccidez del tejido a lipoaspirar, ya que se debe dominar muy bien la técnica a emplear para evitar aumentarla. La liposucción, por más versátil que pueda ser, no sustituye a otras cirugías, sino que las complementa, mejorando sus resultados. Jamás sustituye a cirugías específicas como la abdominoplastia o lifting de muslos o brazos.



MINI LIPOSUCCION TUMESCENTE FACIAL

Muchas de las situaciones en las que se acumula grasa en el cuello, o cae tejido graso hacia el contorno de la cara debido al envejecimiento facial, se resuelven sin necesidad de recurrir a grandes cirugías, empleando la técnica llamada mini liposucción tumescente.

Básicamente es similar a la anterior, salvo que se emplean cánulas más finas, y el poder de la aspiración es menor (para no provocar daño en los tejidos faciales más delicados).

Los resultados son buenos transcurrido un período de inflamación más o menos prolongado.







Abdominoplastias


ABDOMINOPLASTIA / LIPOABDOMINOPLASTIA

La flaccidez de abdomen puede deberse a múltiples causas: aumentos de peso, embarazos, diastasis de los músculos rectos de la pared abdominal, causas hormonales y hasta las propias influencias heredo-constitucionales.

En estos casos, la eliminación del tejido adiposo no aporta una solución completa. Por ello debemos realizar otro tipo de procedimiento que elimine total o parcialmente la piel del abdomen que excede del tamaño normal.

El proceso de eliminación de piel y tejido graso se conoce como Dermolipectomía o AbdominoPlastia, pudiendo ser Total (cuando se elimina toda la piel debajo del ombligo y obliga a una transposición del mismo) o Parcial (conocida como Mini Abdomino Plastia, cuando solamente se reseca la piel que cae sobre el pubis, dejando el ombligo en su posición natural).

En la mayoría de los casos, este proceso se acompaña de una lipoaspiración del tejido graso lipodistrófico de los flancos, el dorso o del propio abdomen que se va a resecar posteriormente.

En todos los pacientes que presentan una diastasis de los músculos se realiza una Miorafía de los rectos anteriores, con el propósito de restaurar la tensión de la pared.

Es una intervención que realizamos con anestesia local tumescente potenciada o asistida, o bien con anestesia general (con supervisión de una anestesista), lo que además de minimizar los riesgos quirúrgicos, nos proporciona un campo operatorio con mínimos sangrados y una recuperación muy rápida, transformándola en una cirugía ambulatoria, aunque si es necesario se realizará la intervención con ingreso hospitalario de uno o dos días.



Básicamente se realiza una incisión supraumbiulical, más o menos extendida de acuerdo a la piel a resecar, se libera la piel y el tejido graso de la cicatriz umbilical y hasta el reborde costal, y se tensa distalmente, eliminando el tejido excedente. Finalmente se sutura la piel distalmente y se reposiciona el ombligo a una altura adecuada.










Prótesis nalgas / pantorrillas


PRÓTESIS DE NALGAS

Las prótesis de nalgas están indicadas en los casos de atrofia de la masa glútea.

Son implantes de silicona que se colocan a través de una incisión realizada en el surco interglúteo, por debajo del músculo glúteo mayor. Estos implantes hacen que aumente el volumen de los gluteos y su proyección, aunque no se obtiene un aumento lateral de la cadera.

El proceso se realiza con anestesia epidural o en anestesia general y requiere 24 horas reposo.

Durante los días anteriores a la cirugía es conveniente utilizar un jabón germicida, tipo Lactacyd, para lavar todo el cuerpo.

No conviene tomar aspirinas u otros medicamentos que contengan salicilatos durante dos semanas antes y dos semanas después de la intervención.

Se recomienda usar una prenda elástica compresiva pero suave durante 15 días.



PRÓTESIS DE PANTORRILLAS

A pesar de la importancia estética de las piernas, no se ha prestado mucha atención a una parte esencial de ellas: las pantorrillas. Su falta de desarrollo crea un efecto antiestético, creando formas que afean la figura. Además, este defecto puede acentuar otros, como el grosor de los muslos o las caderas.

La cirugía de implante de pantorrillas es un procedimiento quirúrgico, dirigido a aumentar el volumen de la zona de los músculos gemelos en las piernas, moldeando su forma y mejorando el contorno corporal de hombres y mujeres.

Se trata de implantes de silicona que se colocan en la parte de atrás de la rodilla, mediante la confección de un bolsillo en la aponeurosis de los músculos gemelos.

Pueden ser colocadas una o dos prótesis según la necesidad que requiere el paciente.

Normalmente está indicado en los casos de atrofia de la pantorrilla por accidentes, lesiones, secuelas nerviosas, así como pacientes de origen andino, que poseen una piernas extremadamente finas en proporción con su cadera y tórax.

La duración de la intervención es de aproximadamente 1 hora. El procedimiento consiste en realizar una incisión de cuatro centímetros cerca del pliegue posterior de la rodilla. Así se crea un bolsillo entre el vientre interno del músculo gemelo y su aponeurosis. Esto permite colocar una prótesis adaptada a las necesidades de cada paciente. En este sentido hay que destacar que los implantes son específicos para cada zona anatómica.